Rellenos, faseguras, terongetes o pelotas.

Una receta al calor del hogar, con recuerdos de infancia y adolescencia al abrigo de la familia. Olor a Navidad, a la lumbre del hogar, al cariño con el que mi madre la preparaba para reunirnos a todos alrededor de la mesa. Anuncios